✉️ PIVOTA 🧉🧔🏻‍♂️

Cuando emprendí por primera vez hace 12 años, me metí en el mundo del emprendedurismo hasta las orejas. Absorbiendo toda la información de negocios que encontré.

Y ahí encontré este dato doloroso, pero cierto:
“9 de cada 10 empresas cierran en los primeros años”

Pero para mi lo más importante no fue ese número, sino la conclusión a la que llegué. En ese momento me dije:
“Si 9 de cada 10 empresas fracasan, ¡esto es fácil!, solo tengo que abrir 10.”

Y la idea tenía lógica, en la teoría abriendo más del promedio de las empresas que cerraban, podía escapar al promedio y encontrar mi empresa de éxito.

Ya perdí la cuenta de cuantas empresas he abierto, pero se que me faltan 2 o 3 para llegar a las 10.
Tampoco se si mi actual empresa, Panalcom, es finalmente la empresa de éxito que espero tener, o si solo no han pasado los años necesarios para que termine cerrando.

Pero lo que si estoy seguro, es que hay una y solo una habilidad que te ayudará a seguir abriendo empresas hasta escapar a esa estadística maldita y alcanzar tu empresa exitosa.

PIVOTAR

Conocí esta palabra por primera vez jugando basketball. Pivotar era dejar un pie anclado al suelo y girar sobre el con la pelota.
En los negocios es parecido, pivotar es dejar un pie anclado en el negocio actual mientras con el otro vas probando nuevos modelos de negocio.

Si no estás en la empresa de éxito que vas a tener, pivotar es una de las mejores maneras de encontrar la mejor versión de la empresa sin liquidar la anterior y quedar sin nada.

Identifico en este momento dos veces que pivote mi empresa, y te lo cuento por si te sirve:

PIVOT 1:

Tenía una empresa de reparación de computadoras, luego de reparar las computadoras los clientes siempre me preguntaban si podía gestionarle su email marketing, y si creaba contenido para redes sociales.

Entendí que ese modelo de negocio tenía más demanda y mayores márgenes de ganancia.
De a poco empece a brindar más servicios de Marketing Digital que de reparación, hasta el punto que cambie el nombre de la empresa de “Comprar PC” a “Panalcom”.

Legalmente, la empresa seguía siendo la misma, pero cambié los servicios y la marca.

PIVOT 2:

Por cosas de la vida me mide de Uruguay a Estados Unidos en plena pandemia. Y en ese momento creé un curso de programación y robótica para niños, 100% online.

Cuando lancé el curso al mercado con el nombre de “Programación para niños”, la demanda fue más baja de lo que pensaba.

Ahí pensé en pivotar, realicé un estudio de mercado y vi que a los padres les interesaba más que aprendieras robótica que programación, aunque una no funciona sin la otra.

Ahí el que pivotó fue el enfoque del curso, pasó de ser el curso de “programación para niños” a “robótica para niños”. Las ventas aumentaron muchísimo, aunque tristemente unos costos de adquisición más altos que la ganancia hicieron que cerrara la empresa.

Aveces me pregunto si la misma empresa con el mismo productos, pero con los conocimientos que tengo ahora, habrían funcionado. Pero prefiero quedarme con la duda y mantener el foco. Ya que es otro de las claves de una empresa de éxito.

Pero no me extiendo más.

Si tienes una empresa que parece no funcionar bien y que no da ganancias, empieza a pensar la mejor manera de pivotar.

¡Mejor pivotar a tiempo que cerrar tarde!

¡Que tus acciones te ayuden cada día a generar +INGRESOS trabajando -TIEMPO!! 🧉🧔🏻‍♂️

¡UN ABRAZO!
Max Montañés