✉️ Adoptamos un perro 🧉🧔🏻‍♂️

Hace 15 días adoptamos una perrita, los 15 días más largos y lindos.
Acá estamos disfrutando montones, y aprendiendo todos los días a convivir con ella y educarla.

Si, educarla.. porque ella en los 6 meses que tiene ha vivido ya en 4 casas distintas (¡esta es la definitiva!) y claro que cada casa tiene sus reglas.

¡Espérame un minuto que ya llego a la parte de negocios que es la que te interesa!

El tema es que me doy cuenta que a Blue, “la perrita”, tenemos que enseñarle a comportarse, a saber que esperar en cada momento, qué acción desata qué reacción.. ¡ya sabes de que hablo!

¡Y EN NUESTRA EMPRESA CON NUESTROS CLIENTES PASA LO MISMO!
Y qué nadie se ofenda, no es que quiera comparar a CLIENTES CON PERROS, ni mucho menos.

Pero al igual que Blue necesita saber que reacción viene después de una acción, ¡los clientes también!

  • Porque si compro online y en 3 días no llegó el producto me enojo. Pero si de entrada me especificaste que día y hora llegará si compro, y me das un sistema de seguimiento. ¡ahí no te molesto!
  • Si al año de contratar un servicio me llamas de sorpresa para cobrar una actualización que no conocía, me incomoda. Pero si desde el presupuesto ya me lo venías aclarando, no solo no me molesta sino que lo voy a estar esperando
  • Lo mismo pasa con la mayoría de los clientes si después de comprar, nos desaparecemos un tiempo, y nunca más les escribimos, hasta que un buen día retomamos el contacto solo para intentar venderles algo. Y el cliente siente que solo lo contactamos si necesitamos ventas.

🤷🏻‍♂️ ¡Y si!

Los clientes se molestan por cosas así, ¿pero que deberíamos de hacer?

Deberíamos modificar nuestros procesos para (y perdón de nuevo por sus clientes), que al igual que nuestras mascotas pueden aprender que hacer y que no sabiendo la consecuencia de cada acción. Los clientes aprendan que SI y que NO esperar en cada momento. Disminuyendo los roces en nuestra relación con ellos y así recibir menos reclamos y cerrar más ventas.

Acciones claves que puedes tomar para limar estas posibles asperezas:

  • Automatiza correos de seguimiento posteriores a la compra del servicio o luego de enviarles un presupuesto.
  • Ser super transparentes con los requerimientos posteriores a  la contratación de servicio (deberas hacer X cada Z meses) y las limitantes del servicio brindado. Por ejemplo: Vamos a lograr resolverle X problema, PERO tenga en cuenta que no vamos a resolver Z. En lugar de solo callar por miedo a que eso detenga una posible venta, lo aclaramos y evitamos descontentos a futuro.
  • Brinda herramientas o información que de claridad sobre la situación de los servicios: Seguimiento del avance del proyecto, hora de llegada del proveedor del servicio, avisos posteriores a las acciones de mantenimiento o renovaciones.
  • Por último, guarda toda la información del cliente en un CRM, información comercial pero también su cumpleaños, nombre de los hijos, deporte favorito o cualquier cosa que te ayude a romper el hielo y mantener relaciones mas cercanas previo a tener las conversaciones difíciles que a pesar de tantas precauciones puedan surgir.

Pero hasta acá llego con el correo de hoy, que siento ruido en la cocina y puede que Blue ya esté haciendo de las suyas.

PD.: ¡Ah! Y recuerda que en las clases gratuita  del curso +INGRESOS en -TIEMPO hablo sobre procesos, ventas y otras cosas que te ayudarán a crear estas estrategias de disminución de roces que hablábamos recién.. —> CURSO <—

¡Que tus acciones te ayuden cada día a generar +INGRESOS trabajando -TIEMPO!! 🧉🧔🏻‍♂️

¡UN ABRAZO!
Max Montañés